Saltar al contenido

Gato scottish fold

Gato scottish fold - degatos

Famoso en el mundo entero, el scottish fold o gato escocés es conocido por sus adorables orejas caídas y su tierna mirada. Personalidades tan conocidas como Ed Sheeran o Taylor Swift han decidido incorporar felinos de esta raza a sus familias. Esto es, sin duda, debido a que además de su magnífico aspecto, se trata de un animal tranquilo, sociable y realmente cariñoso. En ExpertoAnimal descubriremos más información acerca de esta preciosa y particular raza con este artículo, así que sigue leyendo, conoce las características del scottish fold y déjate enamorar por su dulzura.

Origen del scottish fold

Datada en 1966, la primera gata de raza scottish fold de la historia se llamaba Susie, siendo ella, criada por unos granjeros escoceses, la precursora de la actual raza. Un pastor de la zona decidió cruzarla con gatos british shorthair en el año 1961, naciendo ejemplares con la misma particularidad que su madre, las orejas plegadas, de ahí el nombre de la raza: «scottish» por su nacionalidad y «fold», que en inglés significa “pliegue”.

Sin embargo, no fue todo tan fácil, ya que los descendientes directos de Susie presentaban serios problemas de artritis y deformidades, por ello la raza fue prohibida y los registros de la misma retirados en el año 1971. Con el paso del tiempo y gracias a la intervención y al duro trabajo de genetistas y criadores, se consiguió acabar con esos problemas de salud y la raza scottish fold fue restaurada y reconocida oficialmente por la CFA (Cat Fancy Association) en 1974.

Actualmente, es una raza mundialmente reconocida, pero se mantiene la prohibición de cruzar dos ejemplares de scottish fold debido a los problemas de salud que la consanguinidad acarrearía para las crías.

Gato scottish fold

Características físicas del scottish fold

De cuerpo compacto y robusto, los exóticos gatos scottish fold son musculosos y de tamaño mediano, pesando entre 2 y 6 kilogramos, y midiendo desde 15 a 20 centímetros de altura las hembras, y de 20 a 25 centímetros los machos. La longevidad gira en torno a los 10-15 años de edad.

Su cabeza es sin duda lo más particular en cuanto a características del scottish fold se refiere, empezando por sus orejas pequeñas plegadas hacia abajo, las cuales constituyen el rasgo distintivo de la raza. La cara es ancha y redondeada, con ojos grandes y también redondos, que hacen que presenten una mirada tierna y aniñada. Sus pómulos son ligeramente pronunciados y la nariz es chata y corta.

Por otra parte, el pelo del gato scottish fold es denso y suave, que lo aísla del frío. Tradicionalmente es de pelo corto, aunque existe una variedad con pelo semilargo denominada highland fold. Se admiten todos los colores y las variedades colourpoint salvo el que contiene blanco.

Carácter del scottish fold

El carácter del scottish fold es tierno y amigable, haciendo honor a su apariencia dulce. La raza se caracteriza por ser sociable y tranquila, ideal para convivir tanto con niños como con otros animales, ya que se adapta perfectamente a ellos y además es un gato bastante paciente y atento.

Siguiendo en esa línea, nuestro scottish fold disfrutará mucho de los ratos de juegos y mimos que le proporcionemos, siendo su principal problema la soledad, pues son animales que necesitan de nuestro cariño para permanecer sanos y felices. Por ello, no es una raza de gatos recomendada para aquellos que pasen mucho tiempo fuera de casa, ya que no soportan estar solos durante períodos de tiempo prolongados. En caso de necesitar ausentarnos, podemos revisar los «10 juegos para entretener a un gato» más eficaces.

Al gato escocés le encanta jugar, pero es tranquilo por naturaleza, hecho que combinado con su carácter atento y cariñoso lo hace ideale para acompañar a personas mayores o con movilidad limitada, proporcionándoles cariño y compañía sin exigir demasiado esfuerzo en su educación, ya que es extremadamente raro que un scottish fold haga travesuras o provoque destrozos en casa.

Cuidados del scottish fold

En general, los gatos scottish fold no necesitan atenciones especiales más allá del cepillado de su pelaje de 2 a 3 veces por semana, ya que su manto es denso. Si combinamos el cepillado con productos como la malta evitaremos con mayor efectividad la formación de bolas de pelo en el tracto digestivo de nuestro felino.

En cuanto a la alimentación, otro de los cuidados del scottish fold al que hay que prestar más atención, hay un factor a tener en cuenta y se trata del aporte de calcio. Hemos de buscar un alimento con bajo aporte de este mineral, ya que el exceso del mismo puede hacer que el cartílago de sus orejas se refuerce y pierdan el pliegue que las caracteriza. De todas formas, el veterinario será quien nos recomendará acerca de este tema y nos indicará el mejor alimento para el scottish fold.

Otro factor a tener en cuenta en cuanto a sus orejas es que el pliegue que presentan puede favorecer la aparición de ácaros e infecciones auditivas como la otitis. Para evitarlo, hemos de pedir consejo al veterinario y aplicar los productos adecuados para la limpieza y mantenimiento de sus oídos. Se recomienda limpiar los mismos al menos una vez por semana.

Quitando estos cuidados específicos del gato scottish fold, como en todas las demás razas se recomienda estar atentos al estado de boca, ojos, uñas, pelaje y estado físico general, así como realizar las limpiezas y mantenimiento de lo mismos con la frecuencia oportuna. Si estamos atentos a todo ello, seguimos las pautas vacunales y realizamos las desparasitaciones pertinentes, gozaremos de un gato con una salud y un carácter envidiables.

Gato scottish fold

Salud del scottish fold

Los scottish fold son animales que pese a no tener mala salud necesitan atención especial debido a su genética. No debemos asustarnos por ello, ya que actualmente la raza no presenta las graves anomalías que podían darse en sus comienzos, aun así hemos de estar atentos y realizar chequeos veterinarios frecuentes para detectar los problemas cuanto antes o incluso evitarlo si es posible.

Una de las patologías más frecuentes de la raza scottish fold es la otitis, por ello hemos de seguir rigurosamente las indicaciones de nuestro veterinario de confianza para mantener sus oídos sanos y prevenir tanto esta como otras enfermedades relacionadas. Seguramente se nos recomiende vigilar el estado de las orejas y realizar limpiezas semanales con los productos oportunos, que mantengan a nuestro felino sano y libre de molestias, evitando complicaciones.

Debido a la alta consanguinidad existente en los felinos de la raza scottish fold, estos pueden presentar anomalías genéticas tales como deformidades en la cola y las extremidades. Además, la tan particular morfología de sus orejas favorece la aparición de infecciones y problemas del tracto auditivo, pudiendo llegar a desencadenar una sordera precoz y problemas asociados a la audición.

Sin embargo, si nuestro gato scottish fold ha sido criado oportunamente, es decir cruzando un scottish fold con una raza de orejas erguidas, como british shorthair o scottish straight, no debe presentar afecciones genéticas tan dolorosas como acortamiento de las vértebras del coxis o artritis severa en las extremidades. Estas patologías son características en cruces con una alta consanguinidad, es decir, cuando se cruza dos scottish fold puros.

Además de los cuidados del scottish fold mencionados, hemos de seguir el calendario vacunaly realizar las desparasitaciones tanto externas como internas que mantienen a nuestra mascota libre de parásitos como lombrices, pulgas o garrapatas. Con la edad puede ser necesaria la realización de procedimientos como son las limpiezas bucales, que mantendrán la dentadura en buenas condiciones consiguiendo que nuestro felino tenga una buena salud bucodental.

Consejos para comprar un gato Scottish Fold

Buscar un cachorro de Scottish Fold  por Internet conlleva riesgos. Para tener clara la profesionalidad del criadero con quien contacten, les recomendamos que…

  • Se aseguren de que responde sus dudas, que se descubre conocedor de la raza (que asiste a exposiciones), y que se ofrece a realizar un seguimiento del cachorro después de la venta. ¿Se implica, o se limita a fijar un precio?
  • Fijarse si está recomendado por otros criadores, o si tiene referencias de clientes satisfechos.
  • Os aseguréis de que tiene afijo, que sus gatos están inscritos y tienen pedigree en regla. Tener en cuenta que tramitar el pedigree de un cachorro no es nada caro, desconfiad de frases tipo «si te lo doy con pedigree te va a salir mucho más caro».
  • Que les de garantía en relación a problemas de salud, físicos, hereditarios… ¿Entrega el cachorro con cartilla veterinaria, chip, vacunas, desparasitaciones y revisiones veterinarias al día?
  • Pidánle que les muestre sus instalaciones y les deje ver a los ejemplares ¿Están éstos libres de enfermedades?
  • Y por último, recordar que los cachorros necesitan un mínimo de dos meses junto a su madre antes de ser entregados. Desconfiar de quien quiera acelerar el proceso.

En el caso de los Scottish Fold, su mantenimiento estético es exigente comparado con otras razas, por lo que no hay que descuidarlo:

  • Cepillado diario o dos o tres veces por semana.
  • Se debe bañar cuando sea necesario.
  • Corte por parte de un profesional.
  • Hay que cuidar sus ojos, orejas y dientes.
  • Se debe acudir al veterinario con la frecuencia que se requiera, y tener siempre al día sus vacunas.

Curiosidades

  • La raza scottish fold no está reconocida por la FIFE pero sí por la WCD.
Bibliografía
  • The Cat Fanciers Association. About the Scottish Fold. Disponible en: http://cfa.org/Breeds/BreedsSthruT/ScottishFold.aspx
  • World Cat Federation. Scottish Fold. Disponible en: http://www.wcf-online.de/WCF-EN/standard/shorthair/scottish-fold.html